viernes, 8 de octubre de 2010

¡Martini baby!


Todos conocemos y sabemos que es Martini pero muy pocos conocemos la verdadera historia:
Cuenta la historia de un caluroso mediodía del año 1853 en San Francisco un forastero sediento llegó al Salón de un tal Jerry Thomas, de gran importancia y reputación como exquisito mezclador de bebidas.

Thomas se sintió inspirado: tomó una botella de ginebra, una de vermouth lo combinó con bitter, agregó Marraschino y hielo. al probar su propio invento  se quedó asombrado al evr el buen resultado y le encontró interesantes posibilidades. A esta mezcla quiso bautizarla con el nombre del forastero, pero de él solo se sabía su destino: Martínez, un pequeño pueblo minero. Así le puso. La pizarra del salón de Thomas anunció esa misma noche la primera versión del Martínez, que se transformaría en Martini, el trago más famoso del mundo.

Aunque los italianos fabricantes de vermouth Martini y Rossi intentaron apropiarse de la creación, disputándole la etimología del Martíni, no pudieron contradecirlo. En 1862 Thomas publicó un libro How to mix drinks, donde la receta 105 se llama Martínez. Una fórmula empalagosa. La historia del martini, es la búsqueda de la sequedad perfecta y aristocrática.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada